General

Cátedra Libre: Género, Sexualidades y Violencia 2019. Posicionamiento, “Paula Perassi: La injusticia destruye, fue FEMICIDIO”

Publicado por Área de Comunicación

Hace 7 años y medio que Paula Perassi desapareció, tenía 36 años y 2 hijos. Salió de su casa el 18 de septiembre de 2011, tras un llamado de Gabriel Strumia y no regresó nunca más. El hecho ocurrió en San Lorenzo a 23km de Rosario, donde no solo se trata de una zona que funciona como terminal de granos sino que también existen el narcotráfico, la trata de personas y la impunidad.

Les implicados son:

– Cuatro civiles, el empresario Gabriel Strumia, su esposa Roxana Michl, el chofer Antonio Díaz y la partera Mirta Ruñisky presunta autora de practicar un aborto seguido de muerte.

– Cinco policías involucrados por encubrimiento, Gabriel Godoy, Aldo Gómez, María Galtelli, Jorge Krenz y Adolfo Daniel Puyol.

Que se esconde detrás de esta desaparición:

-Estaba embarazada de su amante y la llevaron a realizarse un aborto no deseado por ella.

– La desaparición se llevó a cabo con complicidad policial

-A la justicia le llevó 7 años y medio poder llegar al juicio, con el lógico encubrimiento de les responsables

– La Ley Brisa, no se está cumpliendo, ya que los hijos están desamparados. Nos enfrentamos a un Estado que abandona a su familia, frente al femicidio de Paula.

-La complicidad patriarcal de la tríada política, policial y judicial queda expuesta el 2 de mayo cuando fueron absueltos todos los imputados en el Juicio que tuvo como Tribunal a les jueces: Griselda Strólogo, Mariel Minetti y Alvaro Campos. De nuevo la justicia en un fallo escandaloso libera a los 4 civiles y 5 policías involucrados, dejando una huella de impunidad total.

– Qué implicancias tiene este caso para la trágica historia de aquellas mujeres víctimas de femicidio que han sido re-victimizadas cuando, bajo el amparo del poder, no se hace justicia:

1°. Detrás de este femicidio hay un aborto practicado de forma clandestina. La decisión de
la víctima era la de no interrumpir su embarazo, pero la red clandestina que hace este tipo
de prácticas le provocó la muerte, ante la impericia, negligencia de quienes hacen ese tipo de práctica sin ningún resguardo de la salud física y psíquica de las mujeres. Ese tipo de prácticas son las que nos lleva a reclamar la Ley de despenalización del aborto.

2°. Se hace evidente que detrás de este fallo se encubre un enjuiciamiento moral de la mujer que fue amante y nunca del varón con el que mantuvo la relación. Otra vez, esa doble moral que condena a la mujer y libera al varón de culpa y cargo.

3°. La lamentable recurrencia de nuestra trágica historia: no hay cuerpo no hay delito. En plena democracia el cuerpo de Paula no ha sido hallado para ser la EVIDENCIA de un secuestro y posterior asesinato.

Por todo esto apoyamos la lucha del padre, de la madre y de la comunidad que reclama JUSTICIA.

Tandil, 3 de mayo de 2019

 Nos sumamos a las voces que protestan en las calles:

 “Nos falta Paula, a ver si nos entendemos, porque hace siete años que la desaparecieron”

 

 

Acerca del autor

Área de Comunicación

WordPress Video Lightbox